¡Bendito Dios existen las crisis!, porque existe una fuerza más importante que la energía atómica, más importante que la energía eléctrica y mucho más importante que la energía eólica, que es la voluntad, que es la única que nos ayuda a superar estas crisis.

Los invito a que con ganas y voluntad, automotivación, autoestima, autocontrol, autodesarrollo y autocuidado, entendamos que el futuro está en nuestras manos.

Ing. Jairo Yáñez

#unaestrategiadetodos